Sumas telescópicas

 

Se estudian sumas que forman parte del folklore matemático. La meta es obtener fórmulas de condensación para ciertas sumas, que permiten conocer la suma sin sumar uno por uno.  Este archivo fue extraído del archivo “Series”.

 

Una suma se llama telescópica cuando es de alguna de las siguientes formas

 

 

 

Examinaremos la primera, siendo la segunda enteramente análoga.

 

 

Los paréntesis se han colocado solamente para mostrar cómo aparece cada sumando, y quitándolos se hace más evidente que  entre primer y segundo grupo  mueren juntos  con su opuesto ; también se van juntos  con . Aunque no se muestra todo, el  del tercer grupo se cancela con el  del grupo inmediato.  Tampoco se “ve”, pero se siente, que el  del penúltimo grupo se cancela con su inmediato izquierdo (escondido entre los matorrales de los puntos suspensivos). Por fin, el  se cancela con su vecino .  Luego de tanta cancelación, solamente quedan dos sobrevivientes: los extremos  y , que no tienen con quién cancelarse. En definitiva, nos queda

 

 

 

Si tenemos presente cómo queda un telescopio al plegarlo o desplegarlo, se entiende la razón por las que estas sumas se llaman telescópicas.

Para “sentir” esta última forma, más que recurrir a la memoria (que puede traicionarnos), resulta quizá más sencillo imaginar las sumas y luego sus cancelaciones.

 

Ejemplo 1.     

 

 

es una suma telescópica, y mirándola en detalle podremos luego cancelar, comprobando que

 

        

O sea:

 

 

Ejemplo 2.      Probemos que es telescópica (aunque de entrada no se note) , la siguiente suma.

 

 

 

Con una sencilla cuenta  comprobamos que , con lo cual

 

 

 

 

 

Así hemos obtenido prácticamente gratis la fórmula de condensación

 

 

 

Observación. Esta triquiñ:uela consistente en escribir , para de esta manera  escribir la suma propuesta de manera telescópica,  nos produce asombro en un primer contacto; busque el lector bibliografía e intente resolver algunos problemas.

 

Ejemplo 3.      Dado que para todo par de reales  vale , se podrá ver sin esfuerzo otra telescópica; observemos antes que en virtud de esta propiedad del  logaritmo,  se tiene

 

 .

 

Analizamos ahora  

 

 

       

 

En fin: 

.

 

Ejemplo 4.      (Este ejemplo puede omitirse en una primera lectura) 

 

Estudiaremos la suma    

Escribiremos esta suma de dos maneras distintas:

Por un lado, la telescopía nos suministra la igualdad

 

 

 

Por otro lado, teniendo presente que , se tiene

 

 

 

Hechas estas dos escrituras de la misma suma, los lados derechos tiene que resultar iguales:

 

 

Si además es , obtenemos   nuevamente la formula de condensación

 

  .

 

Ejemplo 5.      (Puede omitirse en una primera lectura)

 

Encontraremos la igualdad    mediante un artificio que nos permitirá  luego calcular fórmulas para las sumas  , , etc.

Estudiamos la suma , bien telescópica ella:

 

    (A)

 

Por otro lado, la misma suma, aprovechando el hecho de que , toma el siguiente aspecto:

 

            (B)

donde hemos puesto  

 

Igualando ahora los lados derechos de (A) y (B)  se tiene

 

 

de donde

 

 

 

 

 

 

La siguiente suma es conocida desde antañ:o, y fue utilizada por Eudoxo para calcular el volumen de un cono de base circular, y por Arquímedes para  calcular lo que modernamente diríamos el área de la región comprendida entre el gráfico de  y el eje de las abscisas,  para .

 

Ejemplo 6.  (Puede omitirse en una primera lectura)

 

 

Llamemos  y consideremos la suma   

 

Como antes lo hiciéramos con , ahora calcularemos   de dos maneras distintas.

 

Por un lado, la suma es telescópica:

 

 

 

Por otro lado, y conociendo el desarrollo del cubo de una suma, en el paso  se obtiene

 

 

 

 

 

Esto lo aplicamos sobre cada sumando de , obteniendo

 

 (*) 

 

Ahora bien,  (I)  y (II)  tienen en común el lado izquierdo, de manera tal que son iguales sus lados derechos:

 

 

 

Recordando que  es lo que queremos calcular, y que, como ya hemos probado,  , se tiene

 

 

y, luego de despejar un poco:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En fin:

 

 O sea

 

Obtuvimos así la fórmula

 

  

 

Por ejemplo,

 

 

resultado al cual hubiésemos llegado solamente luego de largos padecimientos en caso de sumar los cuadrados de los primeros cien números naturales.  

 

 

Podemos resumir algunas sumas importantes:

 

a)  

 

b)  

 

c)  

 

d)  

 



(*)Recuerde que